lunes, 14 de marzo de 2011

Principios e inquietude de Periodistas Inquietos

  • ¿Qué es ésto?
  • Blog: Gestión de Medios
  • Blog: Kiosko de Ideas
  • Blog: La Libreta del Plumilla
  • Condiciones de publicación

Periodistas Inquietos – Perinquiets somos un grupo de profesionales radicados en la ciudad de Valencia.
Nos une la preocupación por las difíciles circunstancias del trabajo, comunes a  los Medios de Comunicación de cualquier ámbito geográfico, y la repercusión que tienen en la sociedad a la que dan servicio. También nos inquieta los efectos que la crisis económica y tecnológica está produciendo en las empresas, el maluso que se está dando a los estudiantes o periodistas en prácticas, y los peligros derivados de la compraventa de medios.
Nuestro propósito al abrir estas bitácoras es convocar  a los profesionales de la comunicación, sea cual sea su categoría profesional o académica, a contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo con informaciones y análisis críticos sobre aspectos concretos o generales de los Media.
Entendemos que el único análisis crítico válido es el razonado, argumentado y constructivo. Y creemos que tenemos mucho que aportar en beneficio de nuestro trabajo y de las empresas que nos emplean.
Aunque vivimos y trabajamos en Valencia, nos sentimos solidarios con los periodistas y profesionales de la comunicación (técnicos o creativos) que ejercen en otras ciudades o en otros países. Nuestros problemas son, básicamente, los mismos: deterioro de la calidad de la información, de la veracidad, del rigor, la deriva hacia la trivialidad y el espectáculo, la reducción de las noticias a cápsulas descontextualizadas, la dependencia de las “noticias” creadas por los dircom de empresas y administraciones, la adaptación de los contenidos de la realidad con la que trabajamos a intereses creados ocultos, el menosprecio de la audiencia con el paradójico argumento de que hay que proporcionarle “lo que pide”…
Las aportaciones tecnológicas en los Mass Media en lugar de mejorar el producto están transformando las rutinas de trabajo en acciones mecánicas, en las que la creatividad, el valor añadido por el periodista y el resto de los operadores mediáticos, cada vez cuenta menos, y es sofocada por la imposición de modelos de funcionamiento rígidos, y reproducidos de un medio a otro como calcos sin vida propia.
La tecnología puede estar al servicio de la calidad sin que merme ni la audiencia ni los legítimos beneficios empresariales.
Los remedios a cada uno de esos problemas también son, básicamente, muy semejantes en los medios de la misma naturaleza, y las experiencias positivas de unos pueden ilustrar y orientar a otros.
Este nuevo medio tecnológico, Internet, nos proporciona la posibilidad de ponernos en contacto en la distancia, debatir con seriedad (sin excluir el sentido del humor) nuestros problemas comunes, y ofrecer remedios dignos de consideración por los directivos de los medios, tan interesados como nosotros en mantener abierto el negocio.
Los periodistas, los comunicadores, los técnicos de todas las disciplinas que participan en los Mass Media no somos dientes de un engranaje, sino seres pensantes, con ideas e iniciativas. Olvidar este hecho tan evidente puede ser letal para nosotros y para los que deciden el curso de la comunicación.





Gestión de Medios

            Esta bitácora está dedicada al análisis o síntesis de las rutinas en Mass Media concretos: redacciones de diarios impresos, de emisoras de radio o de televisión, redacciones de medios integrados o de medios digitales.
            Los profesionales pueden analizar aspectos parciales de sus trabajos o describir rutinas generales, subrayando sus ventajas y desventajas.
            También pueden realizar análisis del trabajo de otras redacciones, basados en su producción impresa o emitida.
            Se recomienda hacerlo desde un punto de vista técnico, profesional, dejando las conclusiones morales o ideológicas para el lector o para la sección Kiosko de Ideas.
            Se busca la descripción crítica y razonada de experiencias ajenas o las experiencias personales que sean de interés. No se trata de denunciar o sacar los trapos sucios de una redacción, sino de argumentar positivamente los éxitos y los fracasos de determinadas rutinas, sus mermas y sus posibilidades.
            Conocer lo que hacen otros (bueno y malo) sirve para mejorar nuestro propio trabajo.



Kiosko de Ideas

            Esta bitácora se dedica a reflexiones sobre los Mass Media. Aquellos profesionales que hayan elaborado ideas basadas en sus experiencias, ideas de carácter más abstracto, filosófico (en el sentido humano, no académico del término), ideológico e incluso moral pueden publicarlas aquí.
            Da igual que sean ensayos, esquemas, síntesis o comentarios ingeniosos. Sólo se pide que los textos sean respetuosos e inteligibles



La Libreta del Plumilla

            Este es un espacio más de esparcimiento que de discusión o especulación.
            Caben aquí anécdotas vividas, disparates publicados o emitidos, paradojas profesionales, fantasías o recuerdos.



Condiciones de Publicación

            Para publicar un texto en cualquiera de las secciones de Perinquiets se enviará por correo electrónico a la dirección perinquiets@gmail.com
            Se entiende que estarán a la altura de lo proclamado en las intenciones de esta bitácora: argumentados, sin insultos ni personales ni a instituciones o colectivos, lo más cortos posible, y de redacción inteligible. Pueden remitirse en cualquier lengua del planeta, pero como es natural, las que se redacten en español las podrá entender más gente.
            Deberán ir firmadas y con la referencia explícita del medio en el que trabaja el firmante o su condición de free-lance o desempleado.
            Se admite la posibilidad de ocultar o no mencionar el medio del que se está haciendo un análisis o hablando, y de firmar con seudónimo la aportación, aunque la identidad del firmante ha de ser conocida por Perinquiets.
            Los textos no serán editados, pero sí sometidos a escrutinio de acuerdo con los principios de Perinquiets, y pueden ser rechazados.
            Se valorará el sentido del humor caballeresco, es decir, la ironía verdaderamente periodística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada